EL TESTAMENTO

BASADO EN UNA HISTORIA TRADICIONAL

Un tal señor Demetrio que, por ignorancia o malicia, dejó al morir el siguiente testamento sin signos de puntuación:
<i>Dejo mis bienes a mi sobrino Juan no a mi hermano Luis tampoco jamás se pagará la cuenta al sastre nunca de ningún modo para los jesuitas todo lo dicho es mi deseo.</i>
El juez encargado de resolver el testamento reunió a los posibles herederos, es decir, al sobrino Juan, al hermano Luis, al sastre y a los jesuitas y les entregó una copia del confuso testamento con objeto de que le ayudaran a resolver el dilema.
Al día siguiente cada heredero aportó al juez una copia del testamento con signos de puntuación.
<b>Esto decían los distintos documentos presentados:</b>
Juan, el sobrino
Luis, el hermano
El sastre
Los jesuítas