Herencia Sangrienta

Enric B. Llobregat

Te encuentras en tu despacho (por llamar de alguna forma al cuchitril).
Tienes una mesa de cuando Matusalén aun iba en pantalones cortos con un viejo ordenador, lo poco que queda libre de la mesa lo ocupan variados papelotes y trastos.
Frente a la mesa hay una silla esperando algún cliente, al lado de la puerta tienes otra silla con algunos diarios encima.
Al otro lado de la puerta tienes una placa indicando: "Detective Privado". Piensas que "arruinado" sería más exacto.
Seguir